Soy docente, felicítame con tu apoyo


Ojalá sólo la mitad, bueno para no pedir tanto, ojalá sólo la tercera parte de los que felicitan a maestros y maestras en su día, los apoyen en sus causas.

La lucha del magisterio, la defensa de sus derechos y hasta la dignidad del gremio, parece que está en pausa pero no cede y menos se acaba.

Los altos servidores públicos siguen menoscabando económica, social y jurídicamente la labor docente, y quienes nos dedicamos a ésta, pagamos las consecuencias.

La crítica más reciente que leí fue respecto a los días inhábiles de este mes de mayo, como si el personal académico o administrativo de escuelas e instituciones educativas hubiera diseñado el calendario escolar.

Y hoy, leí felicitaciones y mensajes casi bíblicos de quienes en algún momento denostaron la imagen y la lucha de quienes trabajamos con el alma y nos tratan como culpables de los males sociales.

Si bien es cierto que la educación es (debe ser) el eje central del crecimiento y desarrollo de los países, esto no se logrará sólo “sacrificando” a la profesión cual ofrenda política.

Cada día es una invitación abierta a toda la sociedad para que la labor educativa, particularmente desde el servicio público, ocupe el lugar que le pertenece: prioritario.

Pero no lo demuestren únicamente cada día 15 de mayo con un cúmulo de frases cuasimotivacionales, háganlo en el devenir cotidiano del proceso educativo, apoyando y buscando su parte de corresponsabilidad.

Entiendo el sentido de las frases, mensajes e imágenes, hasta de los memes, todo forma parte de las “manzanas” actuales que se dan al profesor o profesora para demostrarle el agradecimiento o afecto.

Pero vayamos más allá, lleguemos a consolidar un perfil docente desde el aula y no desde el escritorio burocrático, desde la defensa de sus derechos y no atacando lo que se considera privilegios.

Soy docente, felicítame con tu apoyo a mi labor: como estudiante, estudia; como padre, madre o tutor, asume tu corresponsabilidad; como autoridad directiva o administrativa, realiza tu función con ética; y como sociedad, defiende las luchas sociales que parten de la educación, porque la historia ha demostrado que ahí hay razones de peso para cambiar el mundo.

Maestro, maestra, te felicito con mi apoyo, mi admiración y respeto, y coincido contigo cuando señalas el ajuste al “defecto” y propones desde tu actuar el cambio que se merece nuestro querido México.

Felicidades y #ÉxitoSiempre.

Anuncios

1 Comment

  1. Siempre apoyando a mis Maestros Víctor, Luis Oropeza y mi Maestro de Ingles Luis, a mis hermosas Directotas Pati y Yoli, mis Maestras Olguita y su hija Olguita, Conchita, Enedina y mi primito Directir de una escuela en Houston Eddie aaahhh porque la EXCELENCIA es digna de Ellos y Ellas ya que son mis contactos en Facebook y sigo sus actividades docentes aaaaahhh pero esos Maestros que me hacen creer en los milagros porque se desaparecen de mi hermoso ISSSTE en puentes y días festivos, si solo esos días están sanos y los demás días no salen del hospital detrás de incapacidades solo por el placer de flojear a esos yo no apoyo ni a los que dejan solo su grupo cada jueves pozoleto !!! He dicho !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s