Sorpresivamente: ¡Son Barroco!


Así es, fue sorpresivamente Son Barroco el que me hizo ver un lleno total y aún más, en las instalaciones de la Biblioteca Pública Jesús Corral Ruiz, el pasado martes 27 de mayo, día en que nuevamente la música despertó almas y alimentó espíritus.

Considerada como música antigua, la música barroca tiene una serie de características que permite clasificarla como perteneciente a este período estilístico en el cual se desarrolló la armonía tonal (tonalidad) y el uso del bajo continuo.

El término “barroco” tiene su origen en una palabra despectiva que designaba un tipo de arte caprichoso, grandilocuente y excesivamente recargado, donde las reglas y las proporciones no son respetadas y todo está representado siguiendo el capricho del artista.

Presente desde los albores del siglo XVII hasta mediados del siglo XVIII, el barroco fue la época en la que los fabricantes de violines perfeccionaron este instrumento, y que bueno que así lo hicieron porque nos permitió sorprendernos con la interpretación de éste y otros instrumentos que componen el ensamble musical Son Barroco.

Son Barroco dio una sorpresa plenamente justificada porque son extraordinarios músicos: Heriberto Delgado Gutiérrez (Primer violín y dirección), Alberto Delgado Gutiérrez (Segundo violín), Ángel Hevrey Robles Labrada (Violonchelo), José Vázquez Hernández (Contrabajo), Juan David Beltrán Herrera (Órgano, jarana jarocha) y Rafael Montoya Esquer (Guitarra barroca y vihuela).

Son Barroco.
Son Barroco.

Fundando en Esperanza, Sonora e integrado por talentos mexicanos este ensamble musical logró sin mayor dificultada que su propia sincronía, poner de pie a un auditorio que ya lucía un gran número de asistentes parados en los pasillos con tal de escucharles.

El escenario les quedó chico y la organización estuvo a punto de fallarles, pero la falta de programas y lugares para asistentes no demeritó ni un ápice la gran calidad musical de quienes hicieron que nuestras almas viajaran en el tiempo y al son de cada acorde latiera el corazón.

No soy cursi, soy realista. Toda (casi) la música es extraordinaria y la música barroca tiene su propio encanto, y lograr que personas de todas las edades lográramos comprender sus interpretaciones con todos nuestros sentidos es su gran logro.

Además, el Director Heriberto Delgado, siempre nos enriquece cognitivamente con sus intervenciones, que en esta ocasión versó sobre el violín barroco: la forma del arco, la altura del puente, el ángulo y la longitud del diapasón, entre otros elementos.

Anabel Espinoza, Silvia Ruiz y su servidor al finalizar recital de Son Barroco.
Anabel Espinoza, Silvia Ruiz y su servidor al finalizar recital de Son Barroco.

Anabel Espinoza, Silvia Ruiz y su servidor, fuimos a verles por su gran talento y su capacidad de atraparnos con sus melodías, algo que en su presentación anterior, en ese mismo escenario, también lograron y sin duda, seguirán logrando. Felicidades y #ÉxitoSiempre.

Recuerden que si comentan constructivamente cualquiera de las entradas del Blog Caziidi’ podrán ganar el ejemplar del libro de regalo del mesel cual está destinado especialmente para quienes se han suscrito a Caziidi’.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s