ENLACE: Estás que te vas y te vas…


De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP) la conocida Prueba ENLACE se ha eliminado. Ya no se aplicará en educación básica, sólo en el último semestre del nivel medio superior, es la información que brinda el INEE (Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación).

Sin embargo esta despedida es temporal ya que el titular de la SEP afirmó que en 2015 se realizará como se ha venido haciendo, y en concordancia con la Reforma Educativa; y, bajo su responsabilidad, el INEE decidirá qué calificará y qué metodología empleará para este fin.

Como todo proceso de evaluación tuvo sus altos y bajos, pero su gran aportación es el marco que proporcionó respecto a la calidad educativa particularmente en los aprendizajes, lo que se convirtió en una bandera para quienes lo hacían bien y una cicatriz para quienes no.

Lo anterior provocó que el sistema de logros y recompensas, terminara por volverse contra el propósito que es evaluar aprendizajes, y en consecuencia facilitar alcanzarlos, para enfocarse en “estudiar para el examen”, algo que como docentes evitamos que se haga.

La Prueba ENLACE “se va” porque no estaba sustentada en una estrategia de aprendizaje, es decir, ya no se buscaba el aprendizaje y posteriormente evaluar lo aprendido, sino que se preparaba para la evaluación, exclusivamente para la estadística (que atraía la recompensa), dejando de lado lo más importante: aprender.

Mientras no exista una conciencia plena de la importancia de la evaluación y sus propósitos es un acierto eliminar la Prueba ENLACE, sin embargo debo reconocer que hay cosas que no deben cortarse de raíz, porque aplicar una evaluación estandarizada y masiva, facilita llegar a esa conciencia colectiva.

“Suspenderla” es un error, como hace días lo señaló Denise Dresser, porque se pierde “la única base de datos longitudinal que se había creado para medir el desempeño educativo” y por el hecho de que aparece la sensación de “huirle” a la medición, una responsabilidad no exclusiva de las y los docentes.

Me atrevería a asegurar que, para quienes aún viviremos la Prueba ENLACE, ese será nuestro reto, ya que de ninguna forma podemos “huirle” a la evaluación pero tampoco podemos abrirle las puertas sin metodología acorde con su principal objetivo: aprendizaje, ni teniendo como soporte un sistema de premios y castigos.

¿Qué sigue? Alinear nuestras estrategias tomando como eje vertebral el aprendizaje. ¿Qué nos falta? Considerar que la evaluación es un proceso de aprendizaje y no una actividad terminal. Por lo que quienes nos involucramos en este proceso sistemático deberemos corresponsabilizarnos en las acciones de aprendizaje antes y después de la evaluación.

Recuerden que si comentan constructivamente cualquiera de las entradas del Blog Caziidi’ podrán ganar el ejemplar del libro de regalo del mesel cual está destinado especialmente para quienes se han suscrito a Caziidi’.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s