María Inés Ochoa y La Rumorosa


Conocida por sus curvas, La Rumorosa es un espacio natural ubicado en la parte más alta de la Sierra Juárez en la carretera Federal No. 2 Tijuana-Mexicali; La Rumorosa también es el nombre del proyecto que identifica a María Inés Ochoa (voz), una joven artista originaria de San Lorenzo Acopilco, México D.F., hija del ícono popular y revolucionario Amparo Ochoa.

María Inés Ochoa voz de La Rumorosa y Víctor Flint Flores Hernández.
María Inés Ochoa voz de La Rumorosa y Víctor Flint Flores Hernández.

De una a uno.

El colectivo integrado por Adrián Ramírez (guitarras), Juan Solares (percusión), Ernesto Anaya (guitarras y violín), Leonardo Sandoval (teclados) y Xavier López (productor), ha hecho de la música mexicana y otras melodías, una nueva expresión pasional que merece seguirse atentamente para redescubrir otras sensaciones musicales.

No son sólo nuevos y modernos arreglos musicales, no se trata únicamente de vestuario ethnic fashion, sino de un concepto amplio que surge de la convicción colectiva y de una conciencia musical bien construida a lo largo de años y experiencias, que en casa y escenarios, les brindó el mundo del espectáculo y que se reflejan en un proyecto que dignifica la música en general.

María Inés Ochoa voz de La Rumorosa.
María Inés Ochoa voz de La Rumorosa.

Mi amiga Anabel Espinoza y yo fuimos a celebrar mi cumpleaños y a ver en vivo a María Inés Ochoa, porque en video ya la conocíamos. Sin embargo, nos encontramos con La Rumorosa en un espectáculo que regocijó los sentidos con el vestuario, la imagen, la personalidad y la voz cantante, pero sobre todo con la música.

Por mencionar algunas.

Algo contigo de Chico Novarro una sensación acústica que sólo nos queda dedicarla. Deja que salga la luna de José Alfredo Jiménez, canción que trascendió tiempos y desatinos, y ahora con La Rumorosa es la favorita de algunas adolescentes que empiezan a reconocer nuevos ritmos más acordes a sus corazones que al popular taladro comercial.

Sin documentos de Andrés Calamaro, una versión que apasiona y reclama unirse a las voces que solicitan no haya fronteras… mucho menos en la pasión de dos que se aman. Cucurrucucú paloma de Tomás Méndez un delirio que vale la pena sufrirlo sólo porque nos lo cante con su estilo que desgarra con gusto y motiva que el dolor cumpla su función: que duela.

La huella

Pero La Rumorosa es más que estos ejemplos, es todos los dolores y es todas las caras del pueblo al que le duelen muchas cosas y de diferente forma lo manifiesta, como una maravillosa orquesta que también hace gozar, bailar y festejar la vida con los ritmos que se integran a todo el ser cuando uno se deja llevar por su música hacia nuevas experiencias de vida.

María Inés Ochoa y La Rumorosa, como colectivo, no es algo que se deba comparar, es para gozar con el alma la manifestación musical de todos sus sonidos, que nos incitan e invitan a buscar sus discos: Lamento y El Rostro de mi Pueblo, que sin duda dejarán huella en todo el continente, como lo han hecho ya en nuestros corazones con su certero rumor, apacible y pasional.

Recuerden que si comentan constructivamente cualquiera de las entradas del Blog Caziidi’ podrán ganar el ejemplar del libro de regalo del mesel cual está destinado especialmente para quienes se han suscrito a Caziidi’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s