Manifiesto #REvolucionandoVoy


Presentado en el 1er. Delirio de Letras “Tinta en Revolución”, organizado por Sangre de Poetas en el Instituto Tecnológico de Huatabampo.

Fuente: Flores Hernández Víctor Flint (2013), #REvolucionandoVoyDiario del Yaqui, Cd. Obregón, Sonora, Miércoles 20 de noviembre de 2013, Sección D, p. 2.

Programa 1er. Delirio de Letras "Tinta en Revolución" realizado en el Instituto Tecnológico de Huatabampo.
Programa 1er. Delirio de Letras “Tinta en Revolución” realizado en el Instituto Tecnológico de Huatabampo.

Revolución, es un auténtico sinónimo de cambios, ya sean para bien, o inclusive para mal. También puede significar trastornos, odios, rebeliones, enfrentamientos violentos, y lo más lamentable y triste, que puede provocar hechos fatales, generalmente horrendos por su brutalidad.

Pero revolución, afortunadamente, también significa evolucionar hacia niveles más amables de prosperidad y felicidad, para quienes tratamos por todos los medios entender y hacer realidad el término evolucionar; algo a lo que como seres humanos estamos obligados por naturaleza.

Además, resulta moralmente imprescindible que tomemos conciencia de nuestra obligación de aportar voluntariamente a la sociedad algo de lo que carece: sensibilidad para respetarnos y respetar a los demás, especialmente en situaciones de inseguridad, temores y riesgos, que nos hacen más vulnerables al conocimiento o involucramiento en hechos desagradables.

Y hablando de hechos desagradables y Revolución, recordemos que nuestra historia consigna la retractación del Presidente General José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, quien poco después de declarar, en 1908, que estaría dispuesto a permitir elecciones libres en 1910, decidió postularse nuevamente él y su vicepresidente Ramón Corral.

Este hecho provocó un descontento general, principalmente en opositores irreconciliables, lo cual preparó el escenario para la Revolución Mexicana con los desastrosos resultados de más de un millón de bajas y pérdidas materiales incalculables.

Por eso a más de cien años de distancia debemos preguntarnos si hemos podido evolucionar, porque revolucionar, armar una revolución nos queda claro que sí, pero ¿hemos evolucionado?

Quizás la respuesta es: sí, aunque no sería un sí lo suficientemente contundente debido a una falta de conciencia para conservar y evolucionar la unidad nacional, el amor a los símbolos patrios y consolidar la honestidad en el servicio público, así como en el respeto a la propiedad y la seguridad social, política y cultural de todos los mexicanos y las mexicanas.

Presentando Manifiesto #REvolucionandoVoy.
Presentando Manifiesto #REvolucionandoVoy.

Hace varios años, Ernesto Partida Pedroza decía: “Falta encontrar la vocación de México y de cada Estado. Cambiar la mentalidad y crear las condiciones como la educación. Saquemos al líder que hay en cada uno de nosotros, empezando por activar el espacio en que vivimos para mejorar nuestras condiciones.”

Por eso les digo que depende de cada uno de nosotros tomar una iniciativa congruente con lo que pensamos, decimos y hacemos, para bien de las presentes y futuras generaciones. Si vamos a revolucionar por escrito debemos hacerlo con la convicción de que actuaremos en consecuencia o de que estamos plasmando hechos con los que revolucionamos.

No es que quiera otra Revolución en el sentido de levantamiento armando, aún le tengo miedo a la muerte, sufro cuando me entero de que alguien fallece, de una forma que pareciera que no conozco lo que implica morir o que no tengo la fe suficiente; no me niego a la lucha no me niego a las armas, pero creo que podemos hacerlo de otra forma.

Además, aprovechando la intimidad de este Delirio, les confieso que tengo miedo a matar, aunque en algunas ocasiones, más de las que se pueden imaginar, o de las que deberían permitirse, he leído, escrito o dicho cosas que han causando heridas mortales, aunque sean heridas de amor, que matan en vida, que es la peor de las muertes.

Pero no, no vengo a que nos levantemos en armas, vengo a que nos armemos en mentes. Soy un utopista y así me presento en los foros en los que participo pero sobre todo así actúo: criticando, proponiendo, reflexionando, haciendo y motivando que las mentes revolucionen: cambien, se transformen y evolucionen.

Creo que este será nuestro camino para que estemos en otro mundo, y no porque vayamos a vivir a otro planeta, al menos no yo, no tengo los mil millones de dólares necesarios para pagar un lugar en alguna de las “arcas”; sino para que hagamos de este mundo un mundo diferente, porque nosotros somos diferentes.

Por ello, como ciudadano comprometido, me he integrado al activismo y participo en: #25deNaranja, una Iniciativa a favor de la Equidad de Género, en el Proyecto “Aprender con Efemérides”, un proyecto transversal en la formación de valores, y en el Círculo de Lectura #LasLetrasUnen, porque quiero ser parte del cambio, porque con estas actividades #REvolucionandoVoy.

Así es, hago revolución pero no porque “hago la guerra”, sino porque defiendo derechos, los míos y de los grupos vulnerables, aunque eso implique crear conflictos, pero coincido con Werner von Braun cuando señala que “El ser humano, no tendrá sabiduría, hasta que resuelva toda clase de conflictos con las armas de la mente y no con las físicas.”

Quiero hablar y caminar por quienes no pueden y quiero ser escudo mas no barrera, pero sobre todo quiero ser pensamiento, un pensamiento utópico que motiva a avanzar hacia el horizonte, sabiendo que lo que hay más allá es resultado de mi propia evolución.

Y te invito a este sendero, que no es el final, sino proceso en el que #REvolucionandoVoy porque soy un utopista como todo ser humano, que no somos seres terminados o con una forma prefijada de pensamiento, somos seres inacabados, conscientes de que nuestra perfección es un proceso de evolución, de re-evolución en el que lo más perfecto es esa conciencia de nuestra incompletud.

Pero no puedo solo, necesitamos unirnos, unirnos en un nuevo grito de guerra, un nuevo “tierra y libertad” algo que nos incentive a vencer y derrocar, las nuevas dictaduras, sobre todo aquellas que están estancando nuestra mente en ideas, con falsas emociones y simulada felicidad.

Permitamos que este espacio sea nuestro y hagamos de nuestra reunión una profunda reflexión colectiva que nos revolucione el pensamiento y planeemos una transformación social que lleve como lema, como filosofía: el bien común. Dejemos de creer que los asuntos públicos son responsabilidad de los políticos.

No somos Francisco Villa, Emiliano Zapata ni José Vasconcelos, quizás no entremos galopando a alguna ciudad o a la historia universal, pero lo que sí garantizo es lo que ahora podemos lograr, y es simple: revolucionar nuestra mente, transformar nuestros sueños y evolucionar nuestros corazones.

Esto que comparto no es un arrebato literario, es una honesta pasión con la que exhorto a que hagamos una nueva revolución con nuestras letras, con nuestra tinta que es nuestra sangre. Antes fue la “División del Norte” ahora nos llamamos “Sangre de Poetas” y obviamente por su trascendencia histórica era lógico que nos íbamos a reunir en Huatabampo.

Martín Valens, Cristina Sáinz Sotomayor, Carlos González, Víctor Flint Flores Hernández y una representante del ITHUA.
Martín Valens, Cristina Sáinz Sotomayor, Carlos González, Víctor Flint Flores Hernández y una representante del ITHUA.

Y desde Huatabampo #REvolucionandoVoy mis propios sueños, porque son entes vivos como los ideales que les dan forma y sentido. #REvolucionandoVoy porque decidí cuestionar, proponer, mover y en caso necesario hacer temblar… Un pensamiento a la vez, así puedo empezar, no para igualar, sino para unificar.

Mientras exista desigualdad, pobreza, inseguridad, exclusión y discriminación, habrá motivos para una revolución. Los problemas sociales son nuestra corresponsabilidad, te invito a asumir tu parte. Yo asumo la mía por eso #REvolucionandoVoy con mi premisa: Defender mis derechos es mi primera responsabilidad, defender nuestros derechos es nuestra primera responsabilidad.

#REvolucionandoVoy debe ser una posibilidad aprovechada, un canto a coro, un grito con eco… ¿qué quieres ser tú?

Recuerden que si comentan constructivamente cualquiera de las entradas del Blog Caziidi’ podrán ganar el ejemplar del libro de regalo del mesel cual está destinado especialmente para quienes se han suscrito a Caziidi’.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s