Lo que sale de tu boca


Lo que sale de tu boca

Lo que tenga tu corazón, lo que llene tu espíritu, de lo que lo alimentes tu alma… eso es lo que saldrá de tu boca.

Puedes herir, molestar o al menos incomodar pero también puedes motivar, agradecer, alabar y glorificar. Lo que sale de tu boca no es únicamente lo que dices o pretendes decir, es lo que tienes en tu interior y es parte de ti, por eso hay que “alimentarnos bien”.

Una forma de hacerlo es por lo que uno lee; las buenas lecturas son un “alimento” para el espíritu, el alma y el corazón; lo que uno ve en televisión y lo que vive son parte de una “sana alimentación” para que lo que salga de la boca sea para dar vida, agradecerla y engrandecerla.

Cuidado con lo que lees
Cuidado con lo que lees

Entonces ¿qué hacer? Además de alimentarnos bien, cuidar nuestros sentimientos, emociones, expresiones y acciones. Cuidar implica identificar, manejar, controlar y ser capaz de contener lo que queremos decir o hacer, en pocas palabras hay que vencer.

Y quizás esto es lo más difícil porque esperamos que vencer sea para que otros pierdan, lo entendemos como sinónimo de ganar, y lo que debe vencer en el sentido de prevalecer es la prudencia, la tolerancia, el respeto y el amor al prójimo.

Hay quienes se les confunde el corazón entre su soberbia, intereses personales y egoísmos, y esperan que sean los otros los que cedan, hay personas con la lengua más gran de que la boca por lo que parece que sólo expelen veneno para el alma y nuestros oídos.

Lo que sale de una boca pestilente sólo causa la muerte, pero lo que salga de tu interior debe dar vida, como da vida lo que lees, lo que escuchas y lo que ves. Que los insumos de tu alma sea un buen libro, excelente música y un interesante programa.

Escoger es entonces lo importante. Escoger buenas lecturas, que nutran la imaginación y fomenten la creatividad. Elegir música que ayude a las emociones más que a los sentidos, y que canalicen la fuerza del espíritu. Optar por ver lo que divierta, lo que conmueva y lo que informe, lo que amplíe la visión y no reduzca la percepción.

Cuida lo que salga de tu boca, cuidando lo que entra en tu ser.

Comenta constructivamente cualquiera de las entradas del Blog durante el mes de Febrero y participa para ganar uno de los 3 libros que Librería del Noroeste brinda a los suscriptores de Caziidi’.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

3 Comments

  1. tiene mucha razón, la lectura y la música tiene que ver mucho con lo que sale de nosotros porque eso expresa lo que somos, antes hay que saber lo que queremos decir, para que no se tome como una mal interpretación, hay que cuidar de lo que sale de nuestra boca, y no me refiero a la saliva ¬¬.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s