La tutoría ¿una actividad más a la jornada?


La tutoría ¿una actividad más a la jornada?

Mi comentario sobre Tutoría no versará sobre lo que es y lo que implica; en esta ocasión, no quisiera definir el término porque tiene muchas connotaciones y es tan complejo que ni con un tratado al respecto podemos incluir todas sus aristas y llegar a una conclusión.

Analizar la tutoría requiere incluir enfoques y posturas, revisar su diversidad de metodologías e instrumentos, y considerar el gran bagaje de recomendaciones basadas en experiencias, y además, mantener la mente abierta porque aún hay mucho por hacer.

En esta ocasión sólo pretendo hacer una sencilla reflexión motivada por la más reciente Jornada Académica de UNID Sede Cd. Obregón con el tema: La Tutoría: una estrategia eficaz de acompañamiento para el estudiante universitario.

Participantes en Jornada Pedagógica UNID Sede Cd. Obregón
Participantes en Jornada Pedagógica UNID Sede Cd. Obregón

Además, recientemente he escuchado de quienes han realizado esa función de orientación sistematizada muchos comentarios negativos, considerándola como una carga más para la ya saturada agenda de trabajo académico, en la que los beneficios no han podido superar los costos.

Por eso me asigné la tarea de tomar notas de mi reflexión, la cual he resumido en tres retos principales; más allá de teorías, de metodologías e instrumentos, están el personal docente que atiende estudiantes, el proceso que se les requiere y la forma en la que se les convence.

Participantes en Jornada Pedagógica UNID Sede Cd. Obregón
Participantes en Jornada Pedagógica UNID Sede Cd. Obregón realizada en Casa de Cultura Jurídica

El primer reto es el personal docente que participa en un programa de tutoría, el cual debe estar formado como docente, debe haber desarrollado competencias que lo caractericen como educador y haber enriquecido su perfil profesional con capacitación académico-didáctica.

La tutoría es apoyo al aprendizaje, una perspectiva que considero el segundo reto y corresponde a quienes desarrollan y administran los programas de tutorías, ya que deben desburocratizar ese proceso de acompañamiento porque es más humano que administrativo.

Finalmente, la forma en la que se les convence es el tercer reto, el cual es tan complejo e importante como los dos primeros, porque el enfoque de “una actividad más a la jornada académica” es el que crea obstáculos psicológicos y emocionales, reduciendo el nivel de participación.

Participantes en IX Jornada Pedagógica UNID Sede Cd. Obregón
Participantes en IX Jornada Pedagógica UNID Sede Cd. Obregón

Ser docente es ser mucho más que un profesor o profesora, un docente va más allá de ser experto en algo; para desarrollar competencias hay que brindar apoyo personalizado dentro y fuera del aula, algo que ya hacemos sin tanto papeleo y que ayuda a disminuir rezago y deserción.

Ser docente implica ser tutor, pero no en la forma de salvador “desencapado”, sino en la forma más humana y humilde que puede tomar la figura de un padre o de una madre que se extiende con amor hacia las aulas y que sólo busca el bien para sus pupilos.

Cuando se afronten estos retos, conservando la dignidad del docente, reconociendo la importancia de las evidencias y se logre un equilibrio entre ambas con miras a que el estudiantado logre desarrollar sus competencias, entonces habremos transformado la formación del estudiante.

Y sólo entonces podremos decir que estamos iniciando una evolución con miras a que el/la docente-tutor(a) sea la figura que, en coordinación con la familia, logrará formar de manera integral apoyando el desarrollo de la sociedad.

¿Podemos lograrlo?

Participa y gana. Comenta constructivamente cualquiera de las entradas del Blog durante el mes de Diciembre y participa para ganarte uno de los dos libros o el disco compacto de BRUNO PABLOS autografiado por su autor para esta ocasión.

Anuncios

1 Comment

  1. Hola maestro, espero se acuerde de mí. considero que dentro del enriquecimiento del perfil profesional que el docente requiere para laborar eficazmente como un tutor, podríamos rescatar la importancia de la vocación profesional y la actitud; ya que con estos últimos además de lo que usted comenta, para que el trabajo en el tan famoso triángulo perfecto (maestro, padre de familia y escuela) se realice un trabajo que realmente beneficie la formación integral del estudiante y poder egresar de las instituciones profesionistas competentes. Maestro es mi humilde opinión, como siempre un gusto saber de usted… un abrazo.. Con cariño su alumna Nadia Muñoz…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s