Más sobre Bullying


Más sobre Bullying

Gracias a los comentarios, observaciones y recomendaciones que me hicieron cuando compartí Bullying un tema que requiere la Ley, decidí incluir otras notas que surgieron también por mi investigación en este tema, un asunto educativo y social que requiere nuestra atención y la de todos los interesados en el desarrollo integral de la niñez y la juventud.

5°A-VAD Agosto 2011
5°A-VAD Agosto 2011

Leí en la revista Soy Norte (Políticas & Negocios) en el artículo de Ricardo BonillaBullying: Enemigo escolar”, (Julio, 2011) que la Cámara de Diputados reformó el Artículo 14 de la Ley General de Educación para que autoridades educativas implementen programas para diagnosticar, prevenir, controlar y erradicar el Bullying, pero no encontré tal reforma.

Quizá podamos considerar un acercamiento, tímido por cierto, del Art. 12 que se refieren a las atribuciones de las autoridades educativas federales:

Art. 12 Fracción VII.- Realizar en forma periódica y sistemática, exámenes de evaluación para certificar que las y los educadores y autoridades educativas son personas aptas para relacionarse con las y los educandos y que su trato corresponda al respeto de los derechos consagrados en la Constitución, los Tratados Internacionales ratificados por el Estado Mexicano y demás legislación aplicable de las niñas, niños y adolescentes. Fracción adicionada DOF 19-08-2010

En la referida Ley sólo hay 3 menciones al término violencia, el más cercano a la definición de Bullying o Acoso Escolar, un fenómeno que ha tomado proporciones de problema social, particularmente porque han dejado su atención sólo al sector educativo, y debe ser investigado, analizado y atendido también desde los ámbitos: familiar y social.

Aclaración especial requiere el hecho de que al conocido Bullying se le llama Acoso Escolar es precisamente por el ámbito en el que se presenta, y cuando se da en los centros de trabajo es Acoso Laboral o Moobing, un tema que también requiere atención y que pronto incluiré en mis aportaciones a este Blog.

Antes de mencionar algunas recomendaciones para la atención del Maltrato escolar entre pares, debemos tener muy clara su definición y aunque hay decenas de ellas y todos coinciden en lo mismo: intimidación, actitudes agresivas, intencionadas y repetidas, deseo reiterar un par de aspectos relevantes para su comprensión y debida dimensión:

1)      Se trata de un problema psico-socio-cultural. Psicológico porque el elemento personal de la expresión de violencia-dominio y el papel de victimario, víctima o testigo que tomen los actores, son manifestaciones de conductas formadas o deformadas por entornos y percepciones individuales. Social porque el entorno humano, familiar y comunitario inciden en esas conductas, ya sea por emulación, por buscar el reconocimiento o ser parte de un grupo. Cultural porque, relacionado con lo anterior, ese modelo o patrón, puede llegar puede convertirse en práctica o norma, y he aquí la importancia de fomentar en la niñez y en la juventud valores y principios positivos, que redunden en actitudes que faciliten su convivencia.

2)      Reitero mi preferencia por el término Maltrato entre pares, ya que se presenta en distintos ámbitos (no sólo escolar) y entre personas de un mismo nivel o contexto. Cuando las situaciones de injurias, ultraje y/o vilipendio se presentan en la escuela o entre estudiantes, requiere particular atención porque el ámbito educativo es formativo y no debe permitir ni tolerar expresiones de agresión verbal o física, y menos que por dichas expresiones no se asuman las responsabilidades respectivas.

Ahora bien, revisado lo anterior, como recomendaciones para madres, padres y docentes debemos considerar:

1)      Afrontar los hechos entre ambos, no dejar la responsabilidad a uno solo. La participación conjunta se logra con comunicación y corresponsabilidad. El conocimiento de cada joven y de sus amistades y sus grupos de relación personal, escolar y virtual, es una necesidad que debe atenderse con seguimiento, y con un sentido de comprensión más que de vigilancia, y más de apoyo que de sentencia. Hay que dedicar tiempo a conocer, atender, prevenir y/o afrontar.

2)      Conversar con los hijos e hijas, debe ser una actividad cotidiana, en la que los sucesos diarios sean una fuente de información permanente para detectar señales de maltrato, tanto padre y madre deben conversar, pero también las y los docentes deben hacerlo, aprendiendo a cuestionar situaciones sencillas y claras, para obtener información útil; por ejemplo, en lugar de preguntar ¿te maltrató alguien?, conversar sobre ¿a qué jugaste? ¿con quién? ¿cómo fue el juego?. El arte de la conversación debe resurgir de las cenizas en las que el mundo virtual la han convertido.

Finalmente, reitero a las autoridades educativas que se les espera tomando un papel activo, asignando responsabilidades y asumiendo las propias, por ejemplo, dar vida a uno de los fines de la educación establecidos en el Art. 7, Fracción VI:

VI.- Promover el valor de la justicia, de la observancia de la Ley y de la igualdad de los individuos ante ésta, propiciar la cultura de la legalidad, de la paz y la no violencia en cualquier tipo de sus manifestaciones, así como el conocimiento de los Derechos Humanos y el respeto a los mismos. Fracción reformada DOF 17-06-2008, 28-01-2011

Si queremos aportar para este fin, y para los otros establecidos en el referido Art. 7 de la Ley General de Educación, debemos empezar a actuar ya, desde nuestra trinchera, y una forma de hacerlo es comentando y debatiendo este tema y otros temas educativos. Te invito a que éste lo aprendamos, así que, compartiendo tus ideas, además de enriquecer este espacio, fomentas el desarrollo de criterio propio y estás en posibilidades de ganar alguno de los libros de regalo.

Anuncios

1 Comment

  1. La incidencia de dificultades al orden social también se generan desde el espacio más restringido que es el aula y pocos educadores han prestado atención en ello, de ahí la necesidad de incluir estrategias de formación en la escuela que atiendan el desarrollo de las habilidades sociales, aspirando a mejores pautas de convivencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s