Viendo desde otra perspectiva


Viendo desde otra perspectiva

Nuevamente desde Durango, Durango, pero ahora, desde otra perspectiva. A pesar de tener tantos años visitando e incluso viviendo en esta hermosa Ciudad, hasta ahora he podido verla de forma diferente, desde las alturas. Porque explorarla desde su mirador más famoso: el Cerro de Los Remedios, lugar de reconocido prestigio histórico, en esta ocasión, fue diferente.

El pasado mes de Noviembre, justo en un viaje que hicimos a esa ciudad para otra celebración familiar, fue la inauguración del ahora famoso Teleférico de Durango, el cual por sólo 20 pesos permite disfrutar de un viaje redondo entre dos puntos significativos: el Cerro del Calvario, en el Centro Histórico, y el Mirador del Cerro de Los Remedios.

En Teleférico Durango con destino al Cerro de los Remedios. Durango desde otra perspectiva. Fotógrafo: Roberto Herrera Hernández
En Teleférico Durango con destino al Cerro de los Remedios. Durango desde otra perspectiva. Fotógrafo: Roberto Herrera Hernández

El impresionante recorrido de 664 mts. de distancia a una altura sobre el piso de 75 mts., permite disfrutar de una vista panorámica que sólo viajando en una de las góndolas se puede apreciar. Y aunque el traslado aéreo dura sólo entre 7 y 10 minutos, es tiempo suficiente para apreciar y enamorarse más de la ciudad, e incluso enfrentar el miedo a las alturas.

Y no lo digo por mí, sino porque fue precisamente en este escenario en donde pude conocer lo común que es ese miedo. Conocido como acrofobia, el miedo a las alturas, ya sea de miradores, balcones o precipicios se presenta en personas de todas las edades, y en muchas de las ocasiones es más porque no les es común ese tipo de experiencias.

Desde el Mirador en el Cerro de los Remedios, Durango, Dgo. Fotógrafo: Roberto Herrera Hernández
Desde el Mirador en el Cerro de los Remedios, Durango, Dgo. Fotógrafo: Roberto Herrera Hernández

Así que el Teleférico de Durango, además de ser un atractivo turístico, me parece que debe ser utilizado como sesión terapéutica para afrontar el miedo a las alturas, a los espacios cerrados o a las multitudes, porque todo miedo es una prisión, y desde adentro, encerrados en sí mismos las cosas se ven muy diferentes a como son en realidad, una realidad que sólo se ve en libertad.

Viajar en las cabinas entre esas dos estaciones, conversar con los responsables, entrevistar a los paseantes, escuchar las frases como “no, yo no me subo”, fue una experiencia significativa, tanto por la reflexión personal para afrontar retos, como para el cambio de enfoque, ver detalles en la distancia, apreciar lo enorme y extenso, que está compuesto por piezas que a su vez son un todo.

Desde el Mirador en el Cerro de los Remedios, Durango, Dgo. Fotógrafo: Roberto Herrera Hernández
Desde el Mirador en el Cerro de los Remedios, Durango, Dgo. Fotógrafo: Roberto Herrera Hernández

Felicito a Durango por unirse al exclusivo grupo integrado por Barrancas del Cobre en Chihuahua, Grutas de García en Nuevo León y Cerro de la Bufa en Zacatecas, donde podemos disfrutar de este tipo de atractivo turístico. Y por supuesto les invito a subirse tanto al Teleférico, como a la vida, porque a pesar de sus conflictos siempre existe una forma diferente de ver las cosas.

Ampliemos nuestra perspectiva, subiendo más alto, veamos de cerca y de lejos, de un lado y de otro, dejemos que el estancamiento visual que en ocasiones se apodera de nuestro pensamiento quede atrás, verán que hasta las situaciones más complejas tienen un lado amable, más sencillo y más grato. Veamos, miremos y observemos nuestro mundo que es nuevo cada día.

Si quieres hacer aportaciones puedes hacerlas en este mismo espacio y recuerda que si comentas constructivamente cualquiera de las entradas del Blog  podrás ganar el ejemplar del libro de regalo del mes especialmente para quienes se han suscrito a Caziidi’. 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

2 Comments

  1. Como siempre!!!..un placer leer tus experiencias pero sobre todo compartirlas. Un beso muy grande desde Veracruz, ojalá pronto tengamos oportunidad de ir a Durango y conocer este bello paseo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s