Educación por competencias: me haces cambiar mi práctica docente


Educación por competencias: Me haces cambiar mi práctica docente.

Fuente: Flores Hernández Víctor Flint (2010), Educación por competencias: mis reflexiones, Diario del Yaqui 17 de Octubre de 2010, No. 26,371, Sección Quehacer Cultural Año XVII, No. 858.

Nuevamente les comparto mis reflexiones sobre tópicos educativos, esta ocasión sobre un tema tan importante y complejo como lo es la educación por competencias y la reforma que la promueve este modelo en el nivel medio superior. Y ya que las transformaciones que propone la Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS) son fáciles de identificar, pero difíciles de realizar, los espacios de análisis y reflexión se hacen indispensables.

El Modelo Educativo que se plasma en la RIEMS a través de los diferentes Acuerdos y otros documentos, así como el trabajo de reflexión en este sentido, son precisos, aunque confusos en el momento de imaginar su aplicación, precisamente porque plasman una evolución en lo estructural y procedimental, así como en el papel de todos los actores educativos.

Cambia el papel del docente y del estudiante, asignan a directores un rol de liderazgo y se entrelazan una serie de conceptos, elementos, recursos y factores que otorgan una nueva visión a la educación, porque tiene un propósito específico y particular, que no pierde su sentido general. Es por ello que la complejidad emerge: ¿qué se hace primero?.

Las competencias son actuaciones integrales para abordar problemas del contexto con idoneidad y ética, poniendo en acción el saber ser (actitudes y valores, el saber hacer (habilidades procedimentales) y el saber conocer (conceptos y teorías); son capacidades humanas que se utilizan al realizar una actividad, y en el entorno educativo, éstas se convierten en guías para orientar dicha tarea.

Las competencias como concepto abarcan a todos los actores del proceso educativo y en la RIEMS se han centrado en las que debe construir y/o desarrollar el estudiante, así como en aquellas que los docentes deben prepararse para realizar su labor como actores principales, logrando los propósitos y alcances estipulados en el Marco Curricular Común: cobertura, calidad, equidad, pertinencia, así como responder a las exigencias del mundo actual y atender las características propias de la población adolescente.

Estudiantes en Competencias del Bachillerato Tecnológico en Administración.
Estudiantes en Competencias del Bachillerato Tecnológico en Administración.

RIEMS: ¿Por qué tardaste tanto? Ahora no puedo imaginarme la vida sin ti.

Sé que RIEMS no es la panacea que México esperaba para salir avante en todos sus problemas económicos y sociales, pero si aporta muchos elementos que distinguen lo que se venía haciendo anteriormente en EMS y lo que se hace ahora. Además, de que la formación basada en competencias tiene en la RIEMS uno de sus eslabones más fuertes uniendo a la educación básica y la educación superior.

Es complejo lograr que los estudiantes sean capaces de seguir adquiriendo, durante su vida, otras capacidades que de forma específica requieran para realizar otras actividades, pero eso pretende la educación por competencias, que se enfrenten a retos pertinentes y significativos de su contexto y con base en esto, sigan adquiriendo y formándose en las competencias esperadas.

La importancia de este modelo radica principalmente en que se les prepara para la vida, para insertarse de forma exitosa (o de la forma más exitosa posible) en su entorno, haciéndolos capaces de afrontar situaciones, resolver problemas y vencer retos que por muy diversos que sean, puedan lograrlo por la articulación que hay entre la educación por competencias y la vida misma, tanto personal como social y/o laboral.

Entre las contribuciones más fuertes del nuevo modelo educativo implementado por RIEMS está el hecho de que se han tomado en cuenta los intereses e inquietudes, de forma tal que puedan aplicar las competencias en los contextos específicos de su vida, lo que les permite, bajo la guía de los docentes, construir su trayectoria de formación, tanto durante su estancia en EMS, como a lo largo de su vida, convirtiéndolos en autogestores de su propia actualización profesional.

El estudiante, se convierte en un actor proactivo de su aprendizaje, utiliza distintas herramientas cognitivas y aprovecha su potencial, sus conocimientos previos y sus propias expectativas para fijarse nuevos derroteros en cuanto a competencias. En el mismo tenor, el papel del docente se transforma, convirtiéndose en el actor principal de la reforma, y se le invita a ser mediador, facilitador, tutor… roles que debe asumir aprovechando estrategias centradas en el aprendizaje.

Y como se percibe, el acto educativo se transforma en una experiencia de aprendizaje, dejando atrás la memorización para incluir la reflexión, aprovecha la experiencia cotidiana dejando atrás el ejemplo “ajeno”; pasa de enseñar lo que se sabe a participar en actividades para aprender lo que se debe, donde la evaluación es un proceso continuo de medición de desempeños y productos, y no un concierto de aciertos y errores en conocimientos.

La educación por competencias es una realidad que ya no puede detenerse, sólo podrá transformarse, tal como ahora nos estamos transformando, quienes de una u otra manera nos estamos formando con este propósito.

Educación por competencias: ¿A dónde nos llevarás?

Recuerden que si comentan constructivamente cualquiera de las entradas del Blog Caziidi’ podrán ganar el ejemplar del libro de regalo del mesel cual está destinado especialmente para quienes se han suscrito a Caziidi’.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Anuncios

5 Comments

  1. Víctor, es un placer, como siempre, leerte.
    Sin duda, el enfoque de educación por competencias es una alternativa más que el sistema educativo en general ha de valorar para su implantación. Se trata de un enfoque en ciérnes, habremos de esperar algunos años para observar sus resultados.
    Mientras tanto, es pertinente identificar ventajas respecto a modelos tradicionales asociados a la perspectiva conductista: uno de ellos, el papel de protagonismo que confiere al alumno.
    Me parece, que en la premura como se ha implantado el enfoque, poco nos hemos preocupado por modificar las relaciones de convivencia y de trabajo colaborativo, desde la perspectiva de la otredad, ya que esta forma de trabajo implica reconocer al alumno como sujeto y no objeto de la labor curricular.
    Han de necesitarse muchos cambios en la escuela para que el enfoque impregne a la educación: nuevos liderazgos en la relación escuela-sociedad, nuevas actitude sy esquemas de formación para los directores como líderes de gestión, nuevas actitudes, formación y estrategias para los profesores como líderes de procesos; nuevas actitudes y estrategias metacognitivas en los alumnos como ejes de las situaciones de aprendizaje desde una perspectiva divergente.
    Suelo ser cauto en todo lo referente a los modelos y enfoques que se imponen. No los desconozco o anulo por sistema, pero sí prefiero ubicarme en el rol de educador activo que sabe que son estrategias que han de conformar intereses de colectividades convencidas.
    Yo practico algunos aspectos relacionados con el modelo: planificación por unidades de competencia, uso bitácoras que construyo junto con mis alumnos, incorporo estrategias de aprendizaje autónomo, reitero el abordaje de valores en el aula… pero el modelo, de manera pura, no es lo mío.
    Un aspecto que se ha descuidado es que los profesores aprendan a planificar la labor docente y la evaluación por cometencias; se trata de una labor pendiente.
    Mientras tanto, ¡enhorabuena!

  2. Hola Mtro. Víctor….Saludos
    El enfoque por competencias implica cambios radicales en todos los actores del proceso enseñanza aprendizaje, desde las estretegias de enseñanza, maerial didáctico, etrategias de aprendizaje hasta los entornos donde se desarrollan, por ende, se requiere el compromiso compartido para poder arribar a otros esquemas educativo.

    Dicho enfoque se ha implementado sin la capacitación oportuna a los directivos, docentes y alumnos, por lo tanto, hay un reto importante para poder lograr su implementación adecuada: conocer a fondo los procesos y formas del enfoque para su aplicación óptima en los diversos niveles, en el caso de nivel medio superior, el reto es mayor: porque no se había tomado encuenta elseguimiento al nivel Superior…

    Considero que no es la mediciana que permita romper paradigmas que han dañado el quehacer educativo, pero es una alternativa que mejora los procesos y prácticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s