Fox y sus amigos, los 20 multimillonarios


Con respecto a esta nota que me comparten, me parece comentar que estoy bastante impresionado de esos números, que comprueban el motivo de indignación de muchos mexicanos y fomentan levantar la voz, la mano y hasta las armas. Son una razón suficiente para tratar de impedir toma de protesta, pero a la vez, la mejor razón para la unidad por México, como si cantáramos todos el Himno Nacional con nuestras acciones por el bien común de todos los mexicanos.

Como a muchos de ustedes, me indignan cosas como las que se mencionan pero sobre todo, me indigna que después de que salen a la luz pública, las cosas siguen igual. Entiendo que el “caballo” ya viejo y cansado (sin hacer alusión a la canción), sólo recibirá un nuevo jinete, pero no se vislumbra que ahora si se le vaya a poner atención a la terrible y ofensiva desigualdad que existe entre los mexicanos, sin embargo, otorgándole el privilegio de la duda a quienes aún no han hecho su esfuerzo, perdón, su encomienda, quiero comentar lo que considero importante para reflexionar:

1)     Con información como ésta, muchos más comprenderán el porqué de tantos movimientos sociales, pero no se justifica el daño a nuestros propios compatriotas. No podemos luchar por la igualdad, destruyendo lo que nos une: el respeto por nuestra individualidad.

2)     Nunca será la solución que “nos ayuden” a pagar el peso extra de la leche, cuando la desigualdad en condiciones se nota en cada gasto que pagamos todos en sueldos, dietas, aguinaldos, sobresueldos, compensaciones y demás prestaciones que tienen los políticos, por pelear, discutir, evitar, contradecir, para ser protegidos con su fuero. Es completamente ofensivo que existan salarios mínimos para quienes los mantenemos y estratosféricos sueldos para quienes supuestamente buscan nuestro bien.

3)     Ayer decía Felipe Calderón que era necesario traer las empresas a México para que no se vayan los mexicanos a buscar trabajo fuera y después mencionó que dará apoyo a las micro y pequeñas empresas que generan la mayoría de los empleos en México. Espero que no sea en ese orden la prioridad que tome. Hemos visto en los últimos años como nos han infestado de empresas extranjeras y es poco y casi mínimo (y sólo a los privilegiados) el apoyo que se da a las empresas mexicanas. Se les trata con una desigualdad que raya en lo increíble. La solución al empleo y a la pobreza no viene de fuera, seguiríamos siendo empleados de salario mínimo de una maquiladora, lo que se necesita es incentivar las empresas nacionales con apoyo a la creatividad, crédito al trabajo y posibilidad de crecimiento al éxito.

4)     Y finalmente, nosotros. O no hacemos o hacemos lo contrario a lo que comentamos. Dónde compramos? Qué consumimos? Somos consumidores de “lo extranjero” que fomentamos nos invadan en nuestras casas y nos quejamos de lo mal que nos va en México. Somos capaces de quejarnos de lo que sucede o no pasa en México, pero no somos actores de nuestra vida nacional. No creo que debamos ser héroes de la nación, simplemente héroes de nuestra vida cotidiana. Haciendo por el bien de todos, lo correcto para México.

Espero que cada día, logremos nuestros propósitos.

Mi saludo con respeto.

Hasta luego

Víctor Flint

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s